martes, 10 de enero de 2017

Lo que ocurrió mientras estuve sin ordenador

Por una serie de catastróficas desdichas, he estado todas las navidades sin ordenador, que no sin Internet. Internet tenía en otros dispositivos. Y lo que he advertido es que ya no es una tragedia que se te averíe el ordenador. Ahora podemos conectarnos desde el teléfono, la videoconsola, la tablet, el televisor y pronto hasta desde la nevera. No, ya no es como antes que quedabas varado en el mundo analógico, ausente del Messenger y sus muñequitos bailarines, ido de webs y foros.

Pero no he podido postear, ni felicitar el año ni las fiestas. Así que lo hago ahora. Espero que hayan sido unas felices fiestas y que este 2017 sólo os traiga alegrías.

Lo que ocurrió importante este fin de año fatídico es que palmó George Michael, el tío mas molón del pop de los 80, el modelo hetero (ya: iluso de mí) en el que yo me miraba en mi adolescencia, pensando que ese pavo, con esas pintas que lucía en Faith, debía de ligar mucho. Y sí, ligar, ligaría, pero no con las hembras de ensueño que yo imaginaba.

Después se nos fue Carrie Fisher también. La princesa Leia. Las niñas tienen princesas Disney. Los niños sólo teníamos a Leia. Pero nos bastaba. Dulce cuando hacía falta y guerrera cuando era menester. Una pena. Que descanse en paz y que la Fuerza la acompañe.

Y como un propósito de año nuevo cibernético, prometo postear más a menudo por aquí.

2 comentarios:

  1. Descansen en paz.
    Cumple tus promesas o te enviaré una maldición gusana.
    Feliz 2017.

    ResponderEliminar